CONCEPTOS BÁSICOS CONTROL DE PESO EMOCIONES NUTRICION SALUD

UN TRATAMIENTO NOVEDOSO PARA EL COMEDOR COMPULSIVO

Comedor Compulsivo diabetes
Diane Kress
Escrito por Diane Kress

Una vía muy diferente para manejar los atracones compulsivos y la bulimia

Trastorno  #1 de la Alimentación:  Comer Compulsivamente

El enlace colocado abajo corresponde a un artículo sobre el transtorno de comer compulsivamente publicado por WebMD; una fuente de mucha credibilidad sobre información relacionada con la salud. En mi opinión, esta información sobre comer compasivamente debería ser actualizada, a fin de que puedan realmente, ayudar a la mayoría de las personas que sufren de esta condición. >>>Artículo<<<

trastorno alimenticio

Por mucho tiempo (he sido Dietista especializada en Terapia Médica de la Nutrición por 34 años) comer compulsivamente y especialmente la bulimia han sido considerados desórdenes sicológicos. La bulimia y comer compulsivamente no es lo mismo que excedernos ocasionalmente en una comida o comer varias meriendas en la noche; los comedores compulsivos sienten la necesidad de empezar y terminar una torta, una bolsa de “chips” tamaño familiar, mas un pote de dos litros de helado en una noche y sentirse totalmente fuera de control e incapaces de parar de comer.

Los comedores compulsivos pierden el control luego de comer en exceso, los bulimicos, se aseguran de “purgarse” primero (vomitando, tomando laxantes, ejercitándose por horas) para “deshacerse” de todo lo que comieron.

Quiero presentarles una manera distinta de mirar los atracones de comida

El promotor del consumo en exceso

Es importante destacar que los alimentos ingeridos compulsivamente son aquellos basados principalmente en carbohidratos: pastas, pan, “chips”, galletas, tortas, pies, helados, pudines, pizza, comida rápida, etc.

Los carbohidratos son el grupo de alimentos que nuestro cuerpo utiliza con fines energéticos. Cuando los carbohidratos son ingeridos, la glucosa en sangre aumenta naturalmente y el páncreas debe liberar la cantidad exacta de insulina para retornar la glucosa en sangre a su valor normal, ayudando, al mismo tiempo, a transportar ese exceso de azúcar al hígado y a las células musculares (para reponer el glucógeno almacenado) y al tejido graso.

Estoy tentada a afirmar que cerca del 40%  de los que comen compulsivamente (y los que son bulimicos), tienen una liberación normal de insulina.  Cuando ellos consumen una dieta alta en carbohidratos, su insulina es liberada normalmente y terminan con niveles normales de glucosa en sangre, claro los excesos de glucosa se emplean para restituir los almacenes de glucosa en hígado y músculo, y lo demás pasa a almacenarse como grasa. Los comedores compulsivos se convertirán en gordos y los bulimicos usaran el vomito, laxantes o ejercicios en un esfuerzo para “quemar” los excesos de grasa.

bulimia trastorno

El eslabón perdido

Lo que falta en los artículos sobre comedores compulsivos y bulimia es que cerca del 60% de los adolescentes y adultos que sufren de alguna de estas condiciones NO producen y liberan una cantidad normal de insulina. Pasare ahora a describirte lo que pasa en el cuerpo de una persona con una insulina normal y con las que tienen exceso de insulina.

(Para facilitar, denominare Met A (Metabolismo A) a aquellas personas con insulina normal y Met B (Metabolismo B) a las que tienen un exceso de insulina.

 

El comedor compulsivo con Met A:  imaginemos que una persona con insulina normal come un trozo de torta.  Su glucosa en la sangre aumenta, se libera la insulina en la cantidad apropiada y la glucosa en sangre retorna entonces a su valor normal. Cualquier exceso de glucosa es almacenado en el hígado, músculos o como grasa en el tejido adiposo. Como ellos siguen en la cocina, pueden sentirse fastidiados o ansiosos, cansados o estresados, se servirán otro pedazo de torta …. Y de nuevo todo procederá de la misma manera. Aun sin pensarlo, lo harán una vez y vez hasta que la torta entera se haya acabado.  Se sentirán avergonzados y molestos con ellos mismos. “¿Cómo se han podido comer una torta entera?” Ellos no controlaron su comida….pero sus cuerpos procesarán ese pastel normalmente.  Tal vez allí haya un transfondo sicológico que explica ese consumo compulsivo de cara a una insulina normal.

bulimia

 

 

El comedor compulsivo con Met B: Si una persona esta genéticamente predispuesta a producir un exceso de insulina en respuesta a un aumento de la glucosa en sangre, el escenario es MUY diferente.

La persona con Met B corta un trozo de torta y se promete así mismo que eso será todo. La glucosa en la sangre aumentará normalmente. Pero… su páncreas sobre liberará insulina. El exceso de insulina “abre” un exceso de células de grasa.  Cuando la glucosa en sangre se normaliza, el hígado y los músculos se recargan de glucógeno, el exceso de células adiposas han sido abiertas. La glucosa “normal” en sangre deja la circulación y llena esas células de grasa extras que han sido abiertas. Esto hace que la persona tenga ahora un BAJO nivel de glucosa en sangre. Este bajo nivel de glucosa en sangre activa una alarma en el cerebro; después de todo, el cerebro trabaja con glucosa.  Las señales del cerebro inducen a las personas a comer mas carbohidratos…RÁPIDAMENTE …para normalizar el azúcar en la sangre. La persona se siente forzada a comer otro trozo de pastel.

Con seguridad, la próxima tajada de torta causara que tu glucosa en sangre suba ….pero enseguida, un exceso de insulina es liberado.  Un exceso de células adiposas son abiertas y la glucosa en sangre resulta una vez mas BAJA.

MAS TORTA!  Esto es una compulsión real manejada por el cerebro gritando por mas carbohidratos para normalizar la glucosa en sangre.

Después que la torta se ha acabado, el comedor compulsivo con un incontrolado Met B podría abrir una bolsa de chips, terminarla y luego ir por el helado.

Dentro del cuerpo, la glucosa en sangre esta sobre una montaña rusa salvaje …arriba/abajo/abajo- demasiado bajo…y entonces arriba/abajo/abajo- demasiado bajo.

Cuando la comilona compulsiva culmina, la persona con Met B esta exhausta, débil, mareada, quizás con nauseas y malhumorado; usualmente cae en un “coma de carbohidratos.”  Esto no es un coma real…pero es una vía para describir que esta a punto de desmayarse luego de comer compulsivamente, debido a un exceso de insulina.

Como se yo si mi atracón es debido a un exceso de insulina?

 

Si tienes un paciente con bulimia o padece del desorden de comer compulsivamente, hay que someterlo a una serie de exámenes de laboratorio.  Los siguientes exámenes de sangre en ayunas te dirán si esas personas tiene un INCONTROLADO Metabolism B:

 

Glucosa en ayunas ….Si esta sobre 85, considera Met B

Colesterol Total…sobre 200, considera Met B

LDL colesterol…sobre 99, considera Met B

Triglicéridos ….sobre 99, considera Met B

Hemoglobina A1C….menor de 5.2 o mayor de 5.6, considera Met B

Insulina en ayunas…mayor de 7, considera Met B

Nivel de Vitamina D…menor de 40, considera Met B

Encontrarás que el 60% de aquellos con bulimia y desórdenes de comer compulsivamente, tienen resultados de laboratorio similares a los descritos arriba para una persona con Met B.  Para estas personas, la “ayuda” será más física que sicológica.

El tratamiento dietético y de estilo de vida para la insulina incontrolada, resistencia a la insulina y Met B incontrolado se encuentra en el libro The Metabolism Miracle by Diane Kress, RD, CDE.

 

Si tienes “Metabolism B” enrolate en el programa de prueba por 8 semanas, denominadas Paso 1.   (Este es un programa para toda la vida, pero se sentirán sustancialmente mejor y en control luego de un poco mas de 3 semanas).  Si a ellos les gusta como se sienten (sus resultados de laboratorio y energía también mejoraran), esta es la ayuda que ellos han estado buscando.  Una vez que los valores sanguíneos se hayan normalizado, si el tratamiento sicológico es necesario, la terapeuta trabajará con una hoja limpia.

Si tienes unos resultados de laboratorio en ayunas normales (como en el caso de personas con Met B), es muy probable que su condición tenga un componente sicológico.

En conclusión, tu estas acostumbrado a leer que aquellos con desórdenes de comer compulsivamente no tienen autocontrol, tienen baja autoestima, sufren de estrés alto debido a sus esfuerzos por ocultar su desorden compulsivo, son físicamente inactivos y eventualmente serán obesos.

La historia completa es que la mayoría de los que comen compulsivamente tienen una condición física que ninguna intervención sicológica puede ayudarlos por si misma.

El tratamiento efectivo de las personas que comen compulsivamente requiere de una combination de El programa del Milagro del Metabolismo y una intervención sicológica.

comentarios

Sobre el autor

Diane Kress

Diane Kress

Autora destacada del New York Times “Bestseller”, Diane Kress, nutricionista y educadora experta en diabetes, tiene mas de 30 años de experiencia en reducción de peso, síndrome metabólico y diabetes tipo 2. Actualmente es dueña y directora de un instituto privado de nutrición “The Nutrition Center of Morristown” en Florida.

Deja un comentario