CONCEPTOS BÁSICOS DIABETES TIPO 1 DIABETES TIPO 2 SALUD

¿ME SIENTO ENFERMO TODO EL TIEMPO, ¿QUÉ PUEDO HACER PARA ESTIMULAR MIS DEFENSAS?

estimular mis defensas
Diane Kress
Escrito por Diane Kress

Dime, ¿qué puedo hacer para estimular mi sistema inmune? Me siento enfermo todo el tiempo. Esta es una pregunta frecuente sobre todo durante los meses de invierno cuando la gripe y el resfriado se diseminan como un incendio voraz. En este artículo, podrás constatar que lo que encierra el viejo dicho “balance y armonía” de la dieta y el estilo de vida, es lo mejor para tener el “mejor” sistema inmune y, también, el mejor sistema cardiovascular, respiratorio y endocrino, entre otros.

 

¿Qué puedo hacer?

En sistema inmune defiende al cuerpo contra las enfermedades causadas por microorganismos. En general, este sistema hace un trabajo fantástico cuando no estamos afectados por una enfermedad viral o bacteriana. Algunas personas son muy susceptibles a las gripes o resfriados mientras que otras tienen un sistema inmune más robusto que los mantiene alejados de las enfermedades contagiosas.

En cualquier caso, la mayoría de las veces, el sistema inmune nos protege de las enfermedades pero otras veces falla y facilita que los gérmenes nos enfermen. Durante el invierno, particularmente, las personas están conscientes de que los estornudos, la tos, el dolor de garganta, las gripes y los resfriados, están en todas partes. ¿Será que nuestra inmunidad disminuye cuando hace frío?

La mayoría de los investigadores coinciden en que hay una mayor incidencia de enfermedades contagiosas porque pasamos mucho tiempo en sitios cerrados, muy cerca unos de otros y de los gérmenes.

Se han escrito muchos artículos sugiriendo maneras de estimular al sistema inmune, incluyendo la ingestión de hierbas y suplementos. Algunas vitaminas y minerales son consideradas lo mejor para estimular las defensas del organismo.

 

Lo siento mucho

Lamento decirles que no esta científicamente comprobado que alguna hierba, píldora, suplemento o formula mágica tengan efectos estimulantes de la respuesta inmunológica. Se ha realizado mucha investigación pero aun hay mucho que estudiar sobre el sistema inmune.

Como el término “sistema” lo indica, el sistema inmune no responde a un “botón”, en particular. Muchas células trabajan juntas para proteger al cuerpo y existen muchas interconexiones entre el sistema inmune y otros sistemas del cuerpo. Hasta la fecha, no se comprobado que exista un vínculo directo entre el estilo de vida, la dieta, los suplementos y una mayor inmunidad. No se ha determinado que exista un número determinado de células asociado con una inmunidad óptima. No sabemos qué tipo de células y que número de ellas pueden promover la mejor inmunidad para la mayoría de las enfermedades.

Los investigadores están estudiando los efectos de la edad, el estrés, el ejercicio, la dieta, los suplementos y las hierbas sobre la respuesta del sistema inmune. Infortunadamente, muchos escritores de libros, comerciantes, agentes distribuidores de hierbas y la industria de la nutrición y la salud, afirman, precisamente, que todos los productos antes señalados, son muy efectivos para mejorar la inmunidad. Ellos dan por descontado que esta “píldora” haga la “magia” requerida para aumentar tu resistencia a los gérmenes.

 

Es el balance

En general, el cuerpo funciona mejor cuando se encuentra en balance, en equilibrio y en armonía. Los cambios hacia una vida saludable se realizan para que el cuerpo alcance (y permanezca) en un estado de balance interno que afecte positivamente a todos los sistemas del cuerpo, incluyendo el sistema inmune. Teniendo esto en mente, cumplir con los principios básicos para tener una buena salud, es un buen comienzo para tratar de promover cambios que te lleven a mantenerte saludable. Por ejemplo:

  • Si tu fumas, ¡deja de fumar!
  • Haz ejercicio diariamente. Aun 15 minutos de actividad física por encima de tu actividad diaria es mejor que ser sedentario. Fíjate una meta de un mínimo de 30 minutos de ejercicio por día, que puedan ser realizados en periodos cortos hasta alcanzar o superar los 30 minutos.
  • Mantén un peso corporal saludable. Este peso no tiene que coincidir con el peso establecido en las tablas de peso ideal. Un peso saludable es aquel que se corresponde con un aspecto sano, lleno de energía y sensación de bienestar, que promueva una presión sanguínea normal y unos resultados de laboratorio adecuados, sin tener que tomar mucha medicación.
  • Controla tu presión sanguínea. Mide tu tensión regularmente y muéstrales los resultados a tu Médico.
  • Consume alcohol con moderación.
  • Ten un sueño reparador.
  • Practica la higiene. Toma medidas para evitar infecciones como lavarte las manos regularmente con jabón.
  • Toma un suplemento multivitamínico/multimineral diariamente.
  • Consume frutas frescas y vegetales (al menos 1 taza diaria de hojas verdes o de color oscuro). Incluye proteínas en cada comida (huevos, pollo, soya, pescados y mariscos, quesos, leguminosas, mantequilla de nueces, tofu) y grasas saludables.
  • Toma agua o bebidas descafeinadas: un mínimo de aproximadamente 2 L/día.

 

¿Estimulando tu sistema inmune?

La idea de tomar suplementos o hierbas para estimular el sistema inmunológico simplemente no tiene sentido. Existen muchos tipos diferentes de células inmunitarias que responden de manera diferente a diferentes microorganismos. Es decir, qué tipo específico de hierbas estimularía un tipo específico de anticuerpos requeridos para detener el contagio de un cierto tipo de microbio? ¿Cuál sería la cantidad necesaria de estas células que se requeriría? ¿Existe un número específico de células que indicaría una máxima protección?

El cuerpo está continuamente generando células inmunitarias pero nadie sabe qué tipo de células ni cuantas son necesarias para que el sistema inmunitario funcione óptimamente. No hay forma de saber que nivel de inmunidad es normal; ¿qué se considera una baja inmunidad, ni qué es una inmunidad adecuada. Los científicos saben que algunos componentes del sistema inmune como los linfocitos, los glóbulos blancos y las citoquinas cambian cuando existe una infección, pero ellos realmente desconocen cómo esto se traduce en una defensa efectiva contra las amenazas.

En resumen, cuando se trata de comprar productos para estimular tu inmunidad, ahorra tu dinero. En su lugar, invierte tu dinero y tiempo en seleccionar alimentos saludables para tener una dieta balanceada; tómate una tableta diaria de un suplemento multivitamínico/multimineral, haz ejercicio, duerme suficiente, toma suficiente agua o bebidas descafeinadas, no fumes, ingiere menos alcohol y reduce el estrés.

Estos consejos básicos son útiles y efectivos para promover una vida más saludable y más feliz. Y si sientes que estos cambios mejoran tus defensas, pues excelente. Continúa haciéndolos!

comentarios

Sobre el autor

Diane Kress

Diane Kress

Autora destacada del New York Times “Bestseller”, Diane Kress, nutricionista y educadora experta en diabetes, tiene mas de 30 años de experiencia en reducción de peso, síndrome metabólico y diabetes tipo 2. Actualmente es dueña y directora de un instituto privado de nutrición “The Nutrition Center of Morristown” en Florida.

Deja un comentario