CONTROL DE PESO DIABETES TIPO 1 DIABETES TIPO 2 FIBRA DIETARIA MINERALES NUTRICION SALUD DIGESTIVA VEGETALES VITAMINAS

GERMINADOS Y DIETA PARA DIABETES

diabetes germinados

Los germinados son el resultado de un proceso de crecimiento o transformación de una semilla en una planta. Esto sucede naturalmente con las leguminosas, semillas y muchos vegetales, pero normalmente no nos damos cuenta pues usualmente consumimos o las semillas o el producto de las plantas una vez que estas han crecido. Pero estos germinados también llamados brotes de granos o semillas pueden cultivarse en casa con la exposición apropiada a la acción del calor, el agua y el aire.

La gran ventaja de los brotes o germinados es que son alimentos que podemos ingerir literalmente vivos, es decir, poseen una excepcional vitalidad, y una concentración mucho mayor de nutrientes como vitaminas, minerales, oligoelementos, aminoácidos, enzimas y muchas otras sustancias activas biológicas que usualmente se pierden durante el procesamiento industrial de la comida que usualmente consumimos en nuestras sociedades modernas, o incluso una vez que la planta ha madurado.

Otra característica maravillosa de los germinados es que los nutrientes que poseen se mantienen intactos hasta el mismo momento en que son consumidos y la razón principal es que cuando preparamos germinados y los incluimos en nuestros platos los mismos permanecen crudos y por lo tanto no se deterioran ni se someten a ningún tipo de reacción química a través de la cocción.

Aunque en el mundo occidental se conocen desde hace aproximadamente 40 anos, en los países orientales sobretodo los asiáticos se conoce desde tiempos inmemorables e incluso existen pruebas arqueológicas de que en Egipto y la época de Cristo en Israel que confirman que también se consumían en grandes cantidades.

Entre las principales cualidades de los germinados esta su gran concentración de nutrientes esenciales en una porción pequeña de estos brotes, para darles un ejemplo concreto, si comparamos los nutrientes de un grano que ha sido molido o procesado veremos reducir su valor nutricional de 100 a 10. Por el contrario un grano germinado lo aumenta a 1000 e incluso en algunos casos a 10000. Es literalmente un concentrado de energía vital capaces de regenerar nuestro cuerpo interiormente a nivel celular.

Otra ventaja comparativa es que podemos obtenerlos fácilmente en el mercado en el caso que no tengamos el tiempo para producirlos en casa. Entre los mas comunes están los de alfalfa, soja, col, lenteja, mung y frijol de soya pero la diversidad no para allí pues podemos hacer o encontrar germinados de prácticamente cualquier semilla.

Gran parte de los alimentos preparados en la dieta crudista se basan en la germinación de los granos y las semillas, es por eso que podemos encontrar una gran diversidad de panes, tortillas, galletas y pasteles deliciosos y llenos de nutrientes, fibra y enzimas que no solo son exclusivos de los vegetarianos sino también pueden ser usados para tener una dieta mucho mas completa que ayuda a perder peso sin pasar hambre o sufrir de desbalances en los niveles de azúcar en la sangre.

Para las personas que padecen de dolencias en el cuerpo y las articulaciones son especialmente útiles, así como aquellos que tengan problemas digestivos o intolerancia a los granos por la producción de gases. La razón de sus propiedades curativas radica en sus componentes entre los cuales están las vitaminas A, D, E, K y las del grupo B. Además también nos ofrecen una alta concentración de minerales como: hierro, magnesio, calcio, zinc, fósforo, azufre, cobalto, aluminio y potasio entre otros.

Cuando hablamos de su presencia en la cocina, también su versatilidad culinaria es inmensa, pudiendo ser consumidos crudos en ensaladas para neutralizar algunos sabores fuertes pero también ofreciendo posibilidades para los cocidos, en la elaboración de pasteles, o atoles en el caso de los cereales.

Los germinados pueden ser consumidos prácticamente sin limitación por cualquier persona pues tanto niños como ancianos pueden comerlos debido a su fácil digestión. Al mismo tiempo se recomiendan en personas convalecientes o que están recibiendo quimioterapia pues son capaces de aumentar la energía y prevenir la fatiga típica de estos casos. Por ultimo recomendamos su consumo porque son deliciosos y muy fácil de presentar en la mesa asociados con otros condimentos y hierbas para así sacarle todo el provecho y sabor de la semilla.

 

Nota: Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque consejo médico para cualquier pregunta sobre una condición médica o cambio en su tratamiento.

comentarios

Sobre el autor

Dra. Montserrat Rodríguez

Dra. Montserrat Rodríguez

Médico-Cirujano con más de 20 años de experiencia. La doctora Montserrat es especialista en en medicina Interna y Gastroenterología. Además, ejerce como importante nutricionista Terapéutica.

Deja un comentario