CONTROL DE PESO DIABETES TIPO 2 EMOCIONES SALUD

¿EL ESTRÉS CRÓNICO PUEDE FAVORECER LA APARICIÓN DE LA PREDIABETES?

Estrés Crónico diabetes prediabetes
Dra. Maritza Bendayan

Probablemente, todos hemos sentido estrés alguna y muchas veces. En ocasiones, es por un momento breve y debido a alguna situación inmediata, como estar en un tráfico pesado. Otras veces, es más persistente y complejo como cuando algún miembro de la familia está gravemente enfermo, o tenemos problemas económicos o debido a la posibilidad de un divorcio, por ejemplo.

El estrés puede afectar a personas de cualquier edad, género y circunstancias personales. Nos puede motivar a la solución rápida de los problemas y a hacer que se tenga el trabajo terminado a tiempo. Pero también puede dar lugar a problemas de salud física y/o psicológica.

La American Psychological Association define el Estrés como la respuesta automática y natural de nuestro cuerpo ante las situaciones que nos resultan amenazadoras o desafiantes.

La gente puede superar bien, episodios leves de estrés sirviéndose de las defensas naturales del cuerpo para adaptarse a los cambios. Pero el estrés crónico excesivo, es decir, aquél que es constante y persiste por un largo período de tiempo, puede ser extenuante tanto en lo físico como en lo psicológico.

El Estrés Crónico provoca que hagamos muchas cosas que nos predisponen a la prediabetes y a parar de hacer otras que lo evitarían. Ante su presencia, tendemos a:

  • Cambiar a conductas sedentarias como: por horas sentarnos ante la TV y videojuegos en la computadora, beber y comer en exceso
  • Parar de ejercitarnos diariamente
  • Parar de comer de manera saludable
  • Evitar el contacto con personas que pudieran ayudarnos
  • Empezar a creer que no podemos tener control sobre nuestras vidas y dejar de intentarlo.

Todas esas son conductas negativas que nos llevan al camino seguro del Sobrepeso, Obesidad y/o a la Prediabetes.

El estrés crónico provoca además, síntomas y hasta enfermedades relacionadas con la alimentación, como colitis, gastritis, síndrome de colon irritable y úlceras entre otras.

Parar de hacer ejercicio es justamente la reacción incorrecta al estrés, precisamente porque éste es uno de las mejores estrategias para manejarlo.

Lo mismo ocurre con el descontrol que se siente al comer y hasta al beber. Por lo que es importante concientizarlo, volver a ejercitarse y usar técnicas positivas como las siguientes:

  1. Todo lo que sentimos tiene una manifestación física. Al estirarnos, los músculos se relajan y nos sentimos menos tensos.
  2. Aprender a Respirar Lento y Profundo. Cuando uno se siente ansioso, la respiración se hace rápida y corta. Esto le señala al cuerpo que se coloque en modo de pelea o huida, lo que resulta en sentimientos de pá Es fácil mandarle al cuerpo un mensaje de relax, haciendo más lento el respirar hacia un patrón rítmico.
  3. Se pueden practicar Auto-masajes y Presión en las sienes, lo que relaja los músculos en otras partes del cuerpo, principalmente los del cuello y la nuca.
  4. Tómese unas mini-vacaciones. Dirija su mirada hacia una montaña cercana o cierre los ojos, y visualícese recostado sobre una arena tibia en su playa favorita, mientras una brisa refrescante llega desde el océano, las olas golpean suavemente la playa. Es sorprendente lo que la imaginación puede hacer para relajarse.

comentarios

Sobre el autor

Dra. Maritza Bendayan

Dra. Maritza Bendayan

Maritza es psicólogo clínico con especialidad en Medicina Conductual. Posee más de 30 años de experiencia, como parte de equipos interdisciplinarios en Endocrinología y Diabetes, Endocrino-pediatría, y Neuropediatría.

Deja un comentario