CONCEPTOS BÁSICOS CUIDADO DE LOS OJOS CUIDADO DE LOS PIES DIABETES TIPO 1 DIABETES TIPO 2 NEFROPATÍA NEUROLOGÍA SALUD SALUD CARDIOVASCULAR

COMO EVITAR LAS COMPLICACIONES CRÓNICAS DE LA DIABETES

complicaciones crónicas de la diabetes
Dr. César Giral
Escrito por Dr. César Giral

Antes del descubrimiento de la insulina no se conocían las complicaciones crónicas de la diabetes que hoy existen. La mayoría de las personas con diabetes tipo 1 (niños y jóvenes) morían por cetoacidosis diabética en pocas horas o días. En el mejor de los casos, con cuidados médicos básicos lograban sobrevivir uno o dos años. Por otra parte, en esa época la expectativa de vida solía ser de poco más de 40 años (principios del siglo XX) y la diabetes tipo 2 no era una condición común ni conocida como tal.

Con el descubrimiento de la insulina y otros avances terapéuticos de diagnóstico y control médico, sumado al incremento de la expectativa de vida de la población general, las complicaciones crónicas de la diabetes aparecieron como una nueva amenaza en la vida de las personas con la condición y constituyen hoy uno de los más serios problemas de salud pública en el mundo.

Lo que se conoce como complicaciones crónicas de la diabetes se relaciona con los daños que se producen en ciertos órganos del cuerpo por causa de la hiperglicemia. Los más afectados suelen ser el corazón y vasos sanguíneos, los ojos y los riñones. Los daños a nivel de vasos sanguíneos y el corazón pueden causar infarto cardíaco y accidentes cerebrovasculares. Las alteraciones en los ojos y riñones se relacionan con las lesiones de los vasos sanguíneos que allí existen, que son lentamente dañados por la hiperglicemia no controlada. En el ojo, la Retinopatía Diabética (daño de la estructura más interna del ojo, la retina), la Catarata (opacificación del lente intraocular natural, el cristalino), y el glaucoma (daño del nervio óptico, la estructura que conecta al ojo con el cerebro) son las complicaciones frecuentes. En el caso de los riñones, la diabetes es la principal causa de Insuficiencia Renal en el mundo.

Los estudios médicos más relevantes en los últimos 10 años muestran que, en gran parte, todas las complicaciones crónicas de la diabetes tienen una base común: la hiperglicemia. Las elevaciones frecuentes y/o sostenidas de la glicemia son la causa de una serie de procesos físico-químicos que ocurren en los tejidos y que terminan dañando su estructura y función de manera acumulativa e irreversible.

Una buena forma de ilustrar este punto es la siguiente: imaginemos una hermosa casa, con un excelente sistema de tubería de agua limpia que circula en el espesor de las paredes. Esta agua suple todas las necesidades de uso para quienes viven en ella. Si al agua limpia le adicionamos constante o intermitentemente una sustancia levemente corrosiva, con el paso del tiempo las paredes de las tuberías se dañaran, produciendo filtraciones y con el tiempo toda la estructura de la casa sufrirá daños irreparables. Así es que la hiperglicemia afecta el sistema vascular del cuerpo.

La única forma de evitar o retrasar la aparición de complicaciones es el control de la glicemia. No existen fórmulas mágicas, o quizás si, la educación y la información en áreas como la nutrición, el ejercicio y el control médico de la diabetes. No dejes de tomar acción!

comentarios

Sobre el autor

Dr. César Giral

Dr. César Giral

Medico Cirujano Oftalmólogo, defensor de la diabetes, ejecutivo de new media y entusiasta de social media. Como profesional de la salud con más de 20 años de experiencia, los artículos de Cesar vienen con una perspectiva clínica y nos presentan información profesional y actualizada acerca de la diabetes.

14 Comentarios

Deja un comentario