CONCEPTOS BÁSICOS CONTROL DE PESO NUTRICION SALUD TIPS

COMER SANO SIN ARRUINARSE EN EL INTENTO

comer sano

Hace unos días fue publicado el resultado de un estudio llevado a cabo por la Universidad de Harvard en los Estados Unidos; donde se estudiaron los hábitos alimenticios de la población en diferentes clases socioeconómicas. El resultado después de una década de seguimiento fue inesperado y paradójico, pues por una parte se pudo observar que en general los hábitos alimenticios han mejorado con tendencias claras de un aumento del consumo de comidas sanas y naturales, pero por otra parte esta tendencia venia acompañada por un aumento en el costo de la dieta diaria del americano promedio.

Asociado a esto hubo otra noticia poco halagadora, y se observo como en las clases socioeconómicas mas deprimidas no se habían mejorado los hábitos alimenticios, e incluso habían empeorado puesto que en medio de la crisis económica mundial en estos sectores cada vez mas empobrecidos, la prioridad no es comer sano sino tener algo para comer aunque sea una o dos veces al día.

Ante esta situación es recomendable diseñar una estrategia para comer sano sin arruinarse en el intento y para ello se deben desarrollar algunas técnicas fáciles de implementar como las que se nombran a continuación:

Comencemos por la planificación: bien sea que tengamos que hacer compras para una familia numerosa o para una sola persona, lo mejor es hacer un menú con anticipación con opciones variadas y adaptadas al horario, a los gustos y a las posibilidades reales del ambiente donde se van a realizar las comidas. Un buen ejemplo es escoger 3 desayunos, 3 almuerzos y 3 cenas diferentes y variarlas semana a semana. De esa manera se puede cocinar y comprar exactamente lo que se comerá y se aprovechara todo.

Otra parte de la planificación es el estudio de ofertas, especiales y cupones: aunque es un poco tedioso, es impresionante todo lo que se puede ahorrar si se averiguan las ofertas de los supermercados, esto lo podemos hacer a través del internet o de los periódicos y revistas que se ofrecen gratuitamente en el correo. Una vez que separamos los cupones y anotamos las ofertas los organizamos para que al momento de comprar y pagar no perdamos tanto tiempo.

Aprovechemos los mercados locales: esta es una excelente manera de comprar mas fresco, barato y al mismo tiempo apoyamos a los pequeños productores de la comunidad. Igualmente que con los supermercados grandes esto debe hacerse siguiendo una lista que hay que elaborar para no correr el riesgo de comprar de manera desordenada y así evitar gastar mas dinero del necesario.

Otra forma de ahorrar es haciendo compras por internet: por supuesto que en este caso debe ser preferiblemente comida no perecedera que pueda almacenarse pero que sea útil bien sea para la preparación de los alimentos o para su consumo inmediato.

Tratemos de implementar un par de días vegetarianos: de las comidas las carnes rojas, los lácteos y el pescado son las mas costosas, si implementamos uno o dos días donde solo se consuman ensaladas, frutas, verduras, granos enteros, tofu y semillas preparados de diferentes maneras no solo vamos a bajar el gasto en comida, sino que también vamos a alejar muchas enfermedades que suelen relacionarse con el consumo excesivo de las carnes rojas y los lácteos regulares.

Para asegurar el consumo de vegetales y frutas ayudémonos con los congelados: aun cuando lo ideal es consumir las frutas y las verduras frescas, a todos nos ha pasado que hemos perdido dinero porque compramos estos alimentos pero no los preparamos a tiempo, o no los consumimos inmediatamente, es por esta razón que sus versiones congeladas pueden ser de gran utilidad para poder organizar el menú semanal sin perder dinero.

Comprar durante la temporada es lo mejor: usualmente en estos momentos es cuando mas cantidad del producto se oferta y por esta razón suele siempre estar en el precio mas bajo, además es la mejor época para consumirlo pues nutricionalmente esta en el pico de su calidad.

Finalmente cuando vayan a cocinar piensen en reutilizar lo que se preparo: por ejemplo cuando se cocine el arroz puede consumirse inmediatamente, pero también luego las sobras pueden combinarse de diferentes maneras para variar el mismo alimento y aprovechar el tiempo al máximo.

A la hora de almacenar hacerlo individualmente: si agarramos los alimentos que usualmente se congelan como las carnes, las sopas preparadas, los jugos, etc. es altamente recomendable que se guarden en porciones individuales así a la hora de descongelar para preparar será mucho mas rápido y además solo utilizaremos lo necesario manteniendo el resto para sacarle provecho hasta la ultima porción.

comentarios

Sobre el autor

Dra. Montserrat Rodríguez

Dra. Montserrat Rodríguez

Médico-Cirujano con más de 20 años de experiencia. La doctora Montserrat es especialista en en medicina Interna y Gastroenterología. Además, ejerce como importante nutricionista Terapéutica.

Deja un comentario