CONCEPTOS BÁSICOS CONTROL DE PESO CUIDADO DE LOS PIES EJERCICIO NEUROLOGÍA SALUD SALUD CARDIOVASCULAR

DIABETES Y EJERCICIOS: BENEFICIOS DE LA NATACIÓN

nadar ejercicios para diabéticos natación
DiabeTV
Escrito por DiabeTV

En general, el ejercicio aeróbico se ha asociado con mejor función cardiovascular y respiratoria, niveles de glucosa normales, y el control de peso eficaz. La natación no es una excepción, y lo que es particularmente beneficioso sobre esta actividad en comparación con otras formas de ejercicio aeróbico es que es de bajo impacto sin dejar de ser  un entrenamiento completo del cuerpo .

Todos los seres humanos se benefician de algún tipo de actividad física, pero esto es especialmente cierto para las personas con diabetes. Como se mencionó antes, los ejercicios aeróbicos ayudan a controlar los niveles de glucosa  que son especialmente importantes para las personas que requieren un manejo intensivo de sus niveles de azúcar en la sangre. Además,  contribuyen con el control de la presión arterial y los niveles de colesterol.

Los que sufren de diabetes también son más propensos a desarrollar daños en los nervios, lo que puede hacer que muchas formas de actividad físicas sean difícil de practicar. La natación es beneficiosa en este sentido también porque estira y relaja el cuerpo en lugar de poner énfasis en las articulaciones. Es una forma de ejercicio que es adecuado para cualquier persona, independientemente de su edad o condición física.

Nadar no sólo ayuda a los ya diagnosticados con diabetes, sino que también en su prevención. Es bien sabido que la inactividad general es una causa primaria de la diabetes tipo II y muy negativa tanto para diabetes tipo 1 como la 2. Por otra parte, la natación proporciona enormes beneficios mentales al proporcionar relajación y estimular una actitud positiva frente a la enfermedad. Las endorfinas que nuestro cuerpo libera durante un ejercicio físico  funcionan como un “calmante natural” del dolor y el estrés. Estas sustancias neuroquímicas liberadas en el cerebro funcionan de manera similar a las drogas como la morfina , pero no corremos el riesgo de adicción u otros efectos secundarios negativos de las drogas exógenas.

Numerosos estudios médicos demuestran que la depresión tiene una mayor probabilidad de que se produzca en las personas que tienen diabetes, y la actividad física regular puede funcionar como una forma de combatir o prevenir su ocurrencia, siendo entonces un beneficio adicional al hecho de practicar alguna actividad física de manera regular.

La natación es una forma asequible de ejercicio que se puede realizar en multitud de lugares. Para aquellos que no tienen la suerte de tener una piscina en su patio trasero, existen centros recreativos, gimnasios, escuelas, y otros lugares que a menudo tienen áreas para nadar a precios razonables. Nadar también puede servir a un propósito social si uno decide inscribirse en clases de grupo en uno de estos lugares. Realizar ejercicio en grupo nos motiva no sólo para empujarnos a ser mas activos, sino que también nos expone a la interacción humana que es crucial para nuestro bienestar mental.

Las personas con diabetes deben tomar en cuenta algunos aspectos de cuidado antes de que se comprometan a cualquier forma de ejercicio aeróbico. Para empezar, siempre es importante consultar a un médico antes de participar en una actividad física nueva.

Dentro de las recomendaciones que podemos darles están:

  1. Las personas con diabetes deben nadar en una piscina supervisada, en caso de una emergencia.
  2. Hacer que el socorrista  u otros nadadores sepan de antemano de su condición.
  3. Considere llevar una merienda para casos de hipoglicemia leve o tabletas de glucosa en caso de que los síntomas sean mas severos.
  4. Nunca nade solo. En el caso de hipoglucemia o fatiga puede necesitar ayuda.
  5. Use una pulsera o alguna forma de identificación que indique que usted tiene diabetes.
  6. Si está utilizando la bomba de insulina, debe consultar a su médico antes de comenzar un programa de natación.
  7. Controle su nivel de azúcar en sangre antes y después del ejercicio.
  8. No camine descalzo alrededor de la piscina . Evite lesiones y examine sus pies una vez que termine la natación.
  9. Tome una ducha inmediatamente después de nadar. Su piel es más sensible a los productos químicos que se utilizan para mantener el agua de la piscina. Después de bañarse, aplíquese una crema hidratante en todo el cuerpo.
  10. No nade si tiene una herida abierta.

Como puedes ver, la natación es una excelente opción para considerar en la búsqueda de maneras de ser más activo. Puedes simplemente practicarla un par de veces por semana y alternar los días con caminatas o baile. Entusiásmate! Se activo!

 

Nota: Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque consejo médico para cualquier pregunta sobre una condición médica o cambio en su tratamiento.

 

comentarios

Sobre el autor

DiabeTV

DiabeTV

5 Comentarios

Deja un comentario